top of page
  • Foto del escritorPaco Velasco

BEGOÑA, DAVID Y LA PARENTELA

HUELVA, 25 DE ABRIL 2024.

Cuestión de calentura mental. Solución de sangre y leche gélidas. Hay quienes nacen artistas, pero que jamás consumaron su don. Y quienes oficiaron el rito de la política y de ella vivieron. Nos lo resumió magistralmente Weber: “o se vive para la política o se vive de ella”. Magisterio cruel el del vividor. Antes que vivaz o longevo, laborioso o emprendedor, villano. Porque, malos modos mediante, vive a nuestras expensas. Son los Pérez Castejón de toda su improductiva vida.

 

En consonancia con los tiempos, y al igual que el avatar de toda república es el imperio, en democracia, la mímesis de la igualdad se predica en la discriminación. Una leche lo del artículo 14 de la Constitución. La familia Castejón no sirve a la ciudadanía puesto que parásito alguno recibe millones por el trabajo que nunca hicieron. Begoña y David, captadora y atrapador, viven del cuento y se cachondean de quienes les lanzamos duras y acertadas críticas.

 

NOTA. El tardofranquismo mostró la evolución del régimen de la dictadura. De manera progresiva, fuimos capaces de vindicar la separación de poderes, la participación del pueblo y la introducción del mérito en la administración pública. El tránsito se nos hizo largo, pero 1978 valió la pena. La implantación del “pari passu”, de la igualdad contractual de condiciones, traspasó la frontera mercantil para avisar al dictador de que en la vida política iban a erradicarse los enchufes…

 

…Y COROLARIO. Los Pérez Castejón y los Gómez han restablecido el poder de las polis clásicas. O el modelo Jefferson de influyentes adeptos y adictos al poder. Sus intereses son opuestos a la libertad nacida de la igualdad.

 

RECORDATORIO. Pedro Sánchez, “uxor eet frater” son la muestra viviente/vividora del retroceso democrático: se han cargado la igualdad de oportunidades.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page