top of page
  • Foto del escritorPaco Velasco

LA OLLA EXPRÉS O EL 2 DE MAYO

HUELVA, 2 DE MAYO 2024.

Este comentarista fustigó al PP por la corrupción interna previa que preludiaba el escándalo Bárcenas. La corrupción, como degeneración de valores, no tiene por qué tipificarse como delito. El quebranto del código penal se produce después, cuando la judicatura resuelve en última instancia. Rajoy se sentía seguro. La táctica del avestruz nunca es aconsejable a los gobernantes ni a los pilotos de Fórmula 1. Se la pegan en la vuelta de reconocimiento del circuito.


A fin de buscar una crítica lógica y cohesionada, los medios que quisieron salvar al entonces presidente perdieron el crédito y la audiencia. Hay directores de periódicos que no comprenden que, por mucha subvención institucional que reciban, es preferible una roja que mil amarillas. El caso Bárcenas es parangonable al affaire Koldo, al lodazal de Rubiales y al amor interesado de Pedro Sánchez. Hoy no hay delito. Mañana hablarán los jueces. Si queda alguno.


NOTA. La marca España expele malos olores. El liderazgo del trilero presidencial trae causa de unos socios reprobables, de izquierda y de derechas. Sin ellos, el marido de Begoña estaría en la puñetera calle. Merced a ellos, dominan el Gobierno, el Congreso y el Constitucional. El poder judicial está a punto de caramelo. No necesitan reunirse a puerta cerrada. La composición del hemiciclo dicta el dogma: el fascismo, versión Largo, hará explotar la olla exprés…


…Y COROLARIO. Casqueiro, furibundo plumilla sanchista, escribió: “Los papeles de Bárcenas parecen una pesadilla”. Tenía razón. Mas se retrata cuando llama difamadores a los compañeros que acusan a Begoña.


RECORDATORIO. El caso Bárcenas es “peccata minuta”. La olla exprés doméstica estallará a Sánchez como ocurrió a Mariano. Los sinvergüenzas dejan huellas. Salvo que Marlaska o Robles ordenen borrarlas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page