top of page
  • Foto del escritorPaco Velasco

ANTES PUCHI QUE PEDRO

HUELVA, 24 DE MAYO 2024.

Entre gente políticamente despreciable, si he de elegir, me decantaré por el menos peligroso. Y ese es Puigdemont, un delincuente sedicioso, malversador y cobarde que tiene en jaque a la justicia española. En caso de peligro, el daño mayor no trae causa de una contingencia, sino de una amenaza inminente. El órdago que ha lanzado el prófugo de Waterloo al okupa de Moncloa es de santiamén. O me das la Generalitat o te destierro a Ferraz. Madrid por Barcelona.


La investidura del caudillo de JUNTS bien vale evitar una moción de censura. Illa tiene los días contados. Toda una vicisitud como sucesión y alternativa. El equipo sectario del marido de Begoña preveía el acontecer. Era prospectiva de rabieta de primero de educación infantil. No hay alerta. Por mucho repetir que el “procès” había muerto, la verdad se impone. La Generalitat tiene dueño y pronostica cambio de inquilino. Se cabreen Junqueras y Rufián o ladren Alegría y Puente.


NOTA. Avatares hay con marchamo de bandazo. Antes que la legislatura estalle, te monta Pedro un incendio en El Prat que ni el “1 de octubre”. Interesa a los vividores de ERC la opción PSOE. Los socios de Koldo son más sensibles al chantaje monetario del catalanismo de izquierdas. Se puede contar con ellos para desangrar a España. Puigdemont entregaría a Junqueras la décima parte del pontazgo que ahora recibe de Sánchez. No puede ser. Exigen el “fifty fifty”…


…Y COROLARIO. “Donde las dan, las toman”. Es el principio jurídico y social de la reciprocidad. Pedro quita, a base de sobornos, el gobierno a Feijóo. Ahora Puchi repite jugada, pero a base de chantajes.


RECORDATORIO. La reciprocidad política debe estar presidida por los principios de seguridad jurídica e interés nacional. Nunca, Sánchez, por tu ambición.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page