top of page
  • Foto del escritorPedro Rodríguez

BELLA ACTITUD

HUELVA, 26 DE ABRIL 2024.


“La actitud es la forma de responder ante los acontecimientos”. Es decir, la capacidad de respuesta que tenemos ante algo o alguien. Hace cinco días me impactó en Facebook la foto de una joven vestida de gitana, en la Feria de Sevilla.


El traje era verde suave, con lunares pequeños, se adornaba con un mantocillo rojo y una gran flor verde en el pelo (imagen). Si la joven atrajo mi atención, más lo hizo el titulo de la fotografía: “La belleza es simplemente actitud”.


La joven tiene razones para verse guapas. Pero si encima tiene una buena actitud se ve más bella todavía, porque con una actitud positiva cualquier meta está a nuestro alcance.


Las personas somos energía, vibrando en distintas frecuencias. Cuando nuestro actitud hacia nosotros y hacia los demás es negativa, producimos energía negativa alrededor. En cambio, cuando es positiva ocurre todo lo contrario, producimos energía positiva.


Tu energía (tu actitud, productos de tus pensamientos) es la forma que tenemos de sintonizar con la vida y con la gente. Igual que el dial de una radio: si no coges bien la frecuencia, la señal es mala y el sonido ruidoso, ¿verdad…?


SOMOS COMO SON NUESTROS PENSAMIENTOS…


La joven de la fotografía se ha mirado a si mismo y, con una actitud positiva, ha pensado: “¡Qué guapa estoy!”. Hay personas, ante la misma situación, envueltas en el circulo del pesimismo y se dicen lo contrario: “¡Qué mal estoy…!”.


Entre las dos posturas, cabe el término medio. Ni tan guapa, ni tan fea. El equilibrio entre las dos. Tan malo es el exceso de positivismo como el de negativísmo.


Termino con una historia que nos puede servir de ejemplo: “Vamos en un avión, a 13.000 metros de altura y se paran los motores. Se escucha una voz negativa que dice: “¡Vamos a pegar un leñazo, que aquí no se salva nadie…!”. Pero, en ese momento, se escucha otra voz positiva que dice: “¡Qué bueno, 5 días en el telediario…!”.


La moraleja de la historia nos enseña que el exceso de positivismo, o negativísmo, no es bueno, porque ninguno de los dos saben a donde van. Es necesario un equilibrio entre lo negativo y lo positivo. Si me lo permites, te recuerdo que somos lo que somos por nuestros pensamientos dominantes.


Según sean positivos o negativos, nuestra forma de actuar también será diferente. Hemos de romper el circulo del pesimismo, porque una actitud positiva es esencial para aprovechar las oportunidades que nos ofrece la vida. Y, también, para vernos más guapas/os en una fotografía.


¡BUENOS DÍAS!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page