top of page
  • Foto del escritorDiego López

Comienzan las obras de la mayor planta de biocombustible del sur de Europa en Huelva

HUELVA 23 DE FEBRERO 2024.

Cepsa y Bio-Oils, en colaboración con Apical, han dado inicio a la construcción de la planta de biocombustibles de segunda generación más grande del sur de Europa. Con una inversión de 1200 millones de euros, esta instalación situada en Palos de la Frontera, Huelva, se espera que duplique la capacidad de producción actual de biocombustibles de las compañías, alcanzando un millón de toneladas anuales. Además, se prevé la creación de 2000 empleos durante su construcción y operación.


La nueva planta, programada para comenzar a producir en 2026, se erigirá junto al Parque Energético La Rábida y contará con tecnología de vanguardia para garantizar un mínimo impacto ambiental. Consumirá hidrógeno renovable y electricidad 100% renovable, reduciendo sus emisiones de CO2 en un 75% en comparación con las plantas de biocombustibles tradicionales.


Esta iniciativa se alinea con los objetivos de descarbonización y transición energética, contribuyendo significativamente a la reducción de emisiones en el transporte, uno de los principales contribuyentes al cambio climático. Además, fomenta la economía circular al utilizar residuos orgánicos como materias primas, evitando así su disposición en vertederos.


La planta no solo producirá biocombustibles como diésel renovable y combustible sostenible de aviación (SAF), sino que también generará biogás y CO2 biogénico, fundamentales para la producción de hidrógeno verde y metanol verde, respectivamente. Este enfoque holístico contribuirá al desarrollo del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde y consolidará a España y Andalucía como actores destacados en el panorama energético internacional.


Con esta iniciativa, Cepsa y Bio-Oils reafirman su compromiso con la sostenibilidad y la innovación, posicionándose como líderes en la producción de biocombustibles 2G en la región. Asimismo, Apical, con su enfoque en la valorización de residuos, demuestra su compromiso con la transición energética y la circularidad en la industria.


La construcción de esta planta representa un paso significativo hacia un futuro más sostenible y descarbonizado, no solo para Andalucía y España, sino también para toda Europa. La colaboración entre empresas privadas y el apoyo de las instituciones gubernamentales son clave para impulsar proyectos de esta magnitud, que no solo generan empleo y desarrollo económico, sino que también contribuyen a la protección del medio ambiente y al cumplimiento de los objetivos climáticos internacionales.


0 comentarios

Comments


bottom of page