top of page
  • Foto del escritorPedro Rodríguez

SIN MIEDOS Y SIN EXCUSAS

HUELVA, 18 DE ABRIL 2024.

Hoy, a las siete de la tarde, mi nieta, Manuela, asiste a su primer acto “oficial”, como alcaldesa infantil de Huelva.

Cuando hace una semana, me dio la noticia, le pregunté de la forma más natural: Hija, ¿no te da miedo…?.

Ella, muy segura, me contestó: “¿Miedo de qué?”. Me refiero a que te puedas poner nerviosa.

Pero, si esto te agobiara, es fácil poner una excusa cualquiera para no ir. Y te libras de ello.


“¡Qué estás diciendo, Abuelo!. ¡Ni miedos ni excusas!. El jueves, por la tarde, iré la entrega de los premios “Marismas”, a dos mujeres que luchan que tanto luchan por la igualdad…”


La niña, sin ella saberlo, me daba una gran lección, teñida con los colores de la inocencia y de la personalidad de una líder.

Su decisión de asistir al acto, sin miedo ni excusas, derribaba el mito de dos de las mayores enfermedades del ser humano: “La mieditis y la excusitis”.


HAY MUCHA GENTE QUE PASA LA VIDA PONIENDO EXCUSAS

La primera, es el miedo. El que nos impide hacer, con el resultado de que si no haces, no consigues nada.


Por ello, una característica principal de los líderes es la ausencia del miedo, o, en su caso, la habilidad para superarlo, mediante la acción y transmisión de seguridad a los que le rodean.


Una actitud que, Manuela, hace gala toda la semana en el Centro de la Morana, con su equipo de consejeros/as, o concejales infantiles.

La segunda enfermedad es la de las excusas, que nos colocan en una situación de desventaja competitiva con los demás, porque llevan a la inacción (no hacer, no ir, no estar…).


Una de las cosas que aprendí en el campamento de milicias universitarias (1965) fue que: “Una excusa no vale”.

El capitán de mi compañía prohibía cualquier tipo de excusa para justificar un fracaso en cualquiera de las disciplinas del campamento (instrucción, teórica, tiro, gimnasia…).


Termino: Si fuéramos observadores nos sorprendería ver la cantidad de gente que pasa la vida utilizando su creatividad para dar una buena excusa…


Lo que yo quiero es que haya muchas personas como Manuela, alcaldesa infantil, quien irá a la entrega de los premios “Marismas”, sin miedos y sin excusas.


¡BUENOS DÍAS!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page