top of page
  • Foto del escritorPaco Morán

UN SIERVO. UN SUMISO. UN TIPO INDIGNO.

HUELVA, 10 DE ABRIL 2024.

Un fiscal indigno, arrodillado ante el sanchismo y defendiendo con uñas y dientes a los delincuentes que dieron un golpe de Estado. Delincuentes condenados a prisión por sus compañeros jueces tras un juicio justo. Para este tipo debe ser muy difícil mirar a sus hijos a la cara si es que los tiene. Debe ser Garcia Ortiz la gran vergüenza de la profesión.


Sus propios compañeros de la Asociación de Fiscales baraja llevar a este individuo de nuevo a los tribunales como ya lo han hecho por designar a Dolores Delgado como fiscal de Sala de Memoria ‘Histérica’ Democrática. Y lo hacen esta vez porque ocultó la petición del Senado, escondiendo el documento para que los miembros del Consejo Fiscal no supieran que el Senado había solicitado de forma reiterada el informe sobre la amnistía.


Aparte de corrupto, imbécil. Pensaba este tipo que los fiscales no se iban a enterar. Y es que Garcia Ortiz siguen siendo el escudo protector de los delincuentes golpistas al más deseoso mandato de su CÉSAR Sánchez.


Un siervo. Un sumiso. Un tipo sin valores y sin dignidad. Un fiscal general del Estado que debería ser un ejemplo a seguir en su deliberación de perseguir los delitos, hace todo lo contario, aliarse y proteger al corrupto.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page